Aprendiendo qué es el ISIG

Ya os conté ayer los problemillas que me estaba dando el sensor, bueno, pues hoy ya conseguí hablar tranquilamente con el Servicio Técnico, muy bien la verdad, los chicos son un encanto y te explican las cosas con todo detalle, de hecho he aprendido unas cuantas cosas nuevas, os cuento.

Hay un valor llamado ISIG, que es el valor intersticial de corriente. Básicamente, es la señal eléctrica generada cuando el líquido intersticial reacciona con el material del que está hecho el cablecillo del sensor. Esta señal debería estar en unos rangos de entre 15 a 100 Nanoamperios.

Este valor se puede ver (si ya tenéis la 640g) en el menú Historial – ISIG, y te salen las mediciones cada 5 minutos, así puedes ver si el problema del sensor es que está o por encima o por debajo del rango óptimo de ISIG, porque si está por debajo de 6 o por encima de 200 nota que algo va mal y se interrumpen las mediciones.

  • Si los valores son bajos, esto puede significar que o bien el sensor está dañado, se ha salido o que no se está hidratando bien.
  • Si por el contrario los valores son altos, esto puede deberse a alguna contaminación con algún fluido, como podría ser la sangre.
  • Después de esta explicación (por favor si alguien de Medtronic lee esto y hay algo equivocado le agradecería la corrección 😉 ), otra opción era que el receptor fuera el que estuviera mal, para esto el proceso es sencillo.


    1. Apagar la opción del sensor
    .

      

    2. Poner una piecita blanca que viene en la caja con el Guardian 2 Link y comprobar que la luz del receptor parpadea y está de color verde.

      
    Si todo sale bien, significa que nuestro Guardian funciona correctamente.

    ¿Queréis saber qué cuál fue entonces el conflicto? Chan chan chan….

      
    Efectivamente, un poco de sangre aparece en el parche.

    Después de cambiarme el sensor a uno nuevo, ya que este ya había terminado sus 6 días correspondientes, parece que todo va bien 🙂

      

    Anuncios

    Primer encontronazo con el sensor y el SmartGuard

    Bueno amigos, siempre hay una primera vez para toparse con algún problema y eso sucedió ayer por la noche.

    Lo primero y punto a favor de la nueva funcionalidad de la 640G fue la resistencia al agua, ¿tuve la suerte de ir a la pisci? no, pero el que viva en Madrid entenderá el por qué, y es que ¡cayó agua a cubos! iba en mi moto y menos mal que justo aparqué cuando empezó a caer agua y a oírse los truenos de fondo. Afortunadamente, aunque yo estaba calada, la bomba de insulina funcionaba correctamente.

    Y entonces, ¿cuál fue el problema? este segundo sensor me está dando un poco de guerra, ha perdido un par de veces la señal,

    Foto 23-6-15 12 15 16

    pero en cuestión de tiempo la recupera, lo que ha pasado es lo siguiente, estaba en tendencia descendente y el SmartGuard entró en juego. En ese momento el sensor dejó de funcionar, no tenía señal, pero, en vez de parar la suspensión de insulina, continuó, hasta que pasado un tiempo me avisó de que reanudaba la infusión de insulina, pero claro, yo había pasado demasiado tiempo sin insulina con lo que…

    Foto 23-6-15 22 21 45

    Las flechas para abajo es la rápida tendencia al ponerme insulina. Aún así este sensor, como decía antes, me funciona bastante mal porque volvió a perderse cuando ya estaba en casa. ¡Por cierto!, como sugerencia, el aviso de que el sensor no anda bien lo quitaría de las siguientes pantallas porque te impide ver los gráficos.

    Foto 23-6-15 22 33 57

    Mientras todo esto sucede, yo voy cotejando a ver si vuelve todo a la normalidad con mi glucómetro.

    Foto 23-6-15 23 12 30

    Todavía no funciona bien del todo, pero bueno, ya he reportado el problema al servicio técnico e igualmente mañana ya me toca cambio de sensor, a ver qué tal. Mañana cuando me contesten os cuento 😉

    ¿Qué son las tendencias?

    En otras ocasiones he hablado de tendencias, de hecho se habla mucho de las tendencias o que “hay que estar pendiente de las tendencias” o comentarios del estilo.

    Entonces, ¿qué es esto de las tendencias y qué quiere decir? Las tendencias del sensor de glucosa, en mi caso del Guardian 2 Link, ofrecen información sobre la dirección y velocidad del cambio en el azúcar en sangre. Esto se ve muy bien en la pantalla del sensor, con las curvas que va haciendo a lo largo del día puedes ir viendo cómo has estado, y si pasan unos días puedes hacerte una idea más general de en qué momentos estás más alto, más bajo…

    Pero, una de las cosas más interesantes que se ve “a tiempo real” son las flechas, te dicen con una, dos o 3 flechas para arriba o para abajo hacia donde estás tirando, más concretamente según la descripción de Medtronic:

    – ⬆ o ⬇, la glucosa ha estado aumentando o disminuyendo al menos en 1 pero sin llegar a 2 mg/dL por minuto
    – ⬆⬆ o ⬇⬇, la glucosa ha estado aumentando o disminuyendo al menos en 2 pero sin llegar a 3 mg/dL por minuto
    – ⬆⬆⬆ o ⬇⬇⬇, la glucosa ha ascendido o descendido 3 o más mg/dL por minuto

    Os doy un ejemplo de las flechas:

    Foto 23-6-15 17 49 08

    Como bien te remarca el manual, obviamente, cuando acabas de ponerte un bolo, has hecho ejercicio o acabas de comer, estas flechas saldrán con bastante facilidad.

    Por mi experiencia con otros sensores, el funcionamiento es más o menos el mismo, no sabría decir si tienen exactamente los mismos parámetros pero si que avisan con flechas que se corresponden con el gráfico. En concreto, la 640G se vale de estas tendencias para configurar el SmartGuard, es decir, la opción de que se suspenda el suministro de insulina cuando la tendencia va para abajo y corres el riesgo de entrar en hipoglucemia.

    ¡Ojo! he de reconocer que durante este poquito tiempo que llevo con el sensor, el mirar la pantalla se ha convertido casi en un vicio constante, poco a poco voy aprendiendo tanto a confiar en que todo va bien como a saber reaccionar en función de la información que te ofrece el sensor.

    Aún me queda por aprender, ya iré contando 😉

    Cómo hacer un cambio de sensor

    Mi primer sensor llegó al final de su vida útil y la 640g ya me empezaba a avisar de que había que cambiar el sensor.

    Parece aparatoso pero luego es fácil, al principio es un poco como la sensación que se te queda la primera vez que te explican el proceso de cambio de catéter de la bomba de insulina, pero se le coge el tranquillo.

    Ya hay un vídeo en la página de Medtronic que te explica el proceso. Yo por mi parte lo he hecho a través de fotos para verlo más despacio. Aquí veis lo primero todo el material y el sensor viejo,

     

    Bien, ahora vayamos paso a paso para ver cómo se pone en marcha todo. Podéis clicar en las imágenes para verlas en grande.

    1. Abrir el nuevo sensor, sacarlo del envoltorio y meterlo en el pinchador.

    2. Colocar sobre la zona de inyección con el botón verde hacia arriba preferiblemente. ¡Ojo! el catéter de la insulina debe estar separado del sensor continuo, ya que si están muy cerca se podrían alterar los resultados del sensor.

    3. Retirar las distintas pegatinas. Al contrario del vídeo de Medtronic, me contaron un truqui, y es primero retirar la pegatina redondita para que se pegue en la piel y después quitar la parte de plástico que viene con la aguja que ayuda a entrar el sensor y por último poner el apósito transparente.

    4. Una vez todo en su sitio hay que conectar el receptor. Al poquito de ponerlo, la propia bomba tendría que “encontrar” al sensor. Tarda un par de horas en empezar a funcionar y a continuación te pedirá calibrarlo.

    Ya está mi sensor funcionando y sigue monitorizando todas mis glucemias 😉