Conclusiones después de 64 días con el Sistema Integrado Minimed 640g

Sistema Integrado

Lo bueno:

– El Sistema SmartGuard,

  • especialmente en las noches.
  • No da tanto reparo el hacer correcciones más “agresivas” pues sabes que te puede echar un cable en caso de necesidad

– Poder ver las tendencias de glucemia a lo largo de las 24 horas del día, pasar de entre 3 a 5 controles al día a una recogida constante de datos.

– El volcado de datos, al ser un Sistema Integrado puedes descargar en un mismo documento glucemias, raciones de hidratos de las comidas, bolus, basales…

– La comunicación entre glucómetro y la bomba de insulina. Los resultados de la glucemia se pasan de forma automática a la pantalla y además tienes la opción de administrarte bolus desde el mismo medidor.

– La resistencia al agua, un avance para ir a la piscina, mojarse accidentalmente con una simple tormenta…

Lo malo:

– Tener que llevar tantas cosas pinchadas por el cuerpo. Entre el catéter de la insulina y el del sensor te ocupa bastante, además el sensor al llevar el Guardian es más fácil que se enganche con la ropa.

– La NO reanudación de la infusión de insulina cuando estando el SmartGuard activo se pierde la señal con el sensor.

– La pérdida de señal del sensor cuando está sumergido. Por ejemplo si estás en la piscina, los datos los sigue recogiendo, pero en la pantalla aparece como pérdida de señal quedando la gráfica vacía.

– Diferencia de tiempo. Hay que acostumbrarse a tener en cuenta esta diferencia de 10 minutos, especialmente con las subidas y las bajadas con las que nos podemos impacientar al ver que no volvemos a niveles normales.

Lo mejorable:

– Los avisos en la pantalla que ocupan casi la mitad y no te permite ver bien la gráfica. Avisos como el proceso de calibración.

– Las calibraciones. Entiendo que son necesarias, pero el tener en cuenta unos determinados horarios son un poco molestos. Por ejemplo si te pones el sensor por la noche que implica que a las dos horas te hagas sí o sí un control.

– Conseguir reducir el número de mediciones de glucosa al día. El que piense que el sensor va a hacer que no se haga ni un control está equivocado, mínimo necesitas 3 mediciones para calibrar, además te recomiendan no tomar decisiones sobre pautas de insulina o sobre hipoglucemias sin una medición capilar.

Lo que voy a echar de menos:

– Es totalmente cierto que el SmartGuard evita la mayoría de las hipoglucemias.

– Poder echar un vistacillo en cualquier momento para ver qué tal voy.

– La descarga de unos datos tan precisos para tomar decisiones, especialmente el programa para profesionales

Mi opinión personal

IMG_1403

La mejora con el sensor de medición continua de glucosa es evidente, los resultados se ven en poco tiempo.

Quizá para llevar el Sistema 365 días del año se me hiciera un poco pesado en el sentido de tener que estar pendiente de “otro cacharro más”, pero no me importaría nada llevarlo por temporadas, un par de meses cada x tiempo para reajustar, mirar tendencias, pasárselo a mi médico y ver qué tal.

Por otro lado, está el tema de si pagar o no por este sistema, que ya alguna persona me ha preguntado. Sinceramente esta decisión es muy personal. En anteriores posts ya lo dije, soy defensora de la Sanidad Pública y además el coste de este material (de 200€/mes durante al menos un año) es muy elevado para mí, por tanto al no estar dentro de la Seguridad Social en España (salvo para casos muy concretos), no voy a optar por comprarlo.

Aunque esta etapa de prueba ya se ha terminado, seguiré por aquí, así que ya nos leeremos!

Anuncios

El antes y el después del Sistema Minimed 640g

Se huele ya el final de estos 64 días y hoy he hecho el que será la última descarga de datos con el programa profesional, es por tanto el momento de la comparación de la primera descarga y la de hoy

Descarga de hoy:

Captura de pantalla 2015-08-13 a la(s) 22.29.51

la descarga de los comienzos:

informes_diabetes_con_historia_1

y la descarga de todo el periodo:

descarga_62dias

Habría que esperar a que me hiciera un análisis para ver los resultados reales de estos 64 días y contrastar de verdad el antes y el después.

Aún así, si solo echamos un vistazo a las gráficas, el propio dibujo desvela que la cosa ha ido a mejor. Efectivamente mis glucemias y mis resultados no son aún los ideales, pero espero que con los últimos ajustes y un seguimiento más atento la mejora continúe.

He de reconocer que, como ya he mencionado, el cambio es obvio, y que además tampoco es que haya alterado mis hábitos, sigo trabajando, saliendo de viaje, comiendo tapas y tomándome cañas, pero, el ajuste sobre una gráfica (y demás informes) 24 horas al día, hace mucho más fácil atinar a la hora de hacer correcciones en las pautas de insulina.

Ahora ya me toca reflexionar y hacer balance, ¡además de enviarle resultados a mi médico! ya os contaré 😉

“Deja que actúe” 

Lo primero de todo,  aunque ya lo he añadido en el post de ayer, aclarar un pequeño punto sobre el fallo en la calibración y un segundo aviso de necesitar calibrar, copio el nuevo parrafillo: 

Me han dado una respuesta desde Medtronic que igual puede aclarar (gracias Iciar 😉 ) cito textualmente: ” Cuando la primera calibración es fallida y el sistema te pide la segunda, hay que introducirla con un espacio de tiempo de entre 15 y 60 minutos. Si calibras acto seguido es cuando da fallo y el sistema te dice que quites el sensor. 

Ya comenté hace unos días la problemática de no tener metido dentro del sistema sanitario el coste de los sensores de medición continua de glucosa salvo para casos muy específicos como los embarazos.

Como mera información deciros que podéis conseguir los sensores de Medtronic con un plan llamado “Deja que actúe“, son 200€ al mes con los primeros meses de prueba (esto no quiere decir gratis) y el resto entrarías en un “contrato de permanencia” para el resto del año, es decir pagas los dos primeros meses y a partir del tercero si quieres continuar debes comprometerte a estar el resto del año.

Para mi gusto, soy pro sanidad pública, y aunque no voy a entrar en detalles, se trata de una cantidad de dinero que me costaría, por no decir me sería casi imposible de asumir mensualmente. No obstante, la opción esta ahí. 

La elección de un tratamiento u otro es muy personal, lo que si aconsejaría a las personas que se acogieran a este plan es que se asegurasen de tener un buen equipo detrás o en su defecto de pedirle a la compañía formación sobre el producto y hablar con el hospital para que la recibiese y sacarle el mayor partido posible.

En los próximos días sacare mis propias conclusiones sobre estos 64 días para que si puede ser, le despejen a algunos las dudas en la medida de lo posible.

Con esta información os dejo hasta mañana 😉



Fallo en la calibración 

Me ha pasado un par de veces, pero yo aviso. Lo que me ha pasado es que al calibrar me ha dado error en la calibración, vamos que no me la ha aceptado, y pide una segunda calibración 

  
Después de la segunda calibración fallida lo que te pedirá es que pongas un nuevo sensor. Mi primer consejo y el que considero ideal, es que llaméis al Servicio Técnico de Medtronic, los chicos son un encanto y saben un montón. 

EDITADO: me han dado una respuesta desde Medtronic que igual puede aclarar (gracias Iciar 😉 ) cito textualmente: ” Cuando la primera calibración es fallida y el sistema te pide la segunda, hay que introducirla con un espacio de tiempo de entre 15 y 60 minutos. Si calibras acto seguido es cuando da fallo y el sistema te dice que quites el sensor.”

No obstante, la recomendación “no oficial”, sacáis el receptor, la “conchita”, y lo ponéis como nuevo sensor, al empezar de nuevo parece que se reinicia y funciona bien.

Ahora me voy a celebrar un cumple. Hasta mañana! 😉

Diabetes y cicatrización

Muchas cosas han pasado en estos días, la primera es que el viernes fui al médico, al dermatólogo, para que me hicieran una biopsia en el dedo anular de la mano derecha.

IMG-20150808-WA0010

¿Qué es esto? un granuloma anular, quien esté interesado en saber más sobre ello puede clicar en el link. Básicamente es un bultito que me salió en el dedo y que molestaba bastante.

A parte de esto, lo que yo quería remarcar es que, aún teniendo diabetes, y desde hace bastantes años, sí que es verdad que no es que cicatrice como el rayo, pero que los cuidados de las heridas siguen siendo prácticamente iguales que las de cualquier persona.

Lavarlo con agua y jabón, un poquito de betadine, taparlo con un apósito cuando tenga riesgo de que se toque con algo y si no al airecillo para que respire. Todo esto junto con no forzar el dedo para que doble son las claves de una buena cicatrización, bien supervisada por mi enfermera particular, mi hermana 🙂

Y de regalo, para que veáis que todo va bien, un pequeño vídeo de como aprende Celia a montar en moto XD

image

Botes de riesgo biológico 

Hoy al llegar a casa de mis padres mi madre me ha recordado algo importante que no todo el mundo conoce, y es que ¿qué hacer con las lancetas, agujas, jeringuillas, tiras y demás material desechable?

Existen unos botes amarillos de material de bioriesgo que (por lo menos en la Comunidad de Madrid) os pueden facilitar en vuestro centro de salud, son algo así 

  
Los hay de distintos tamaños, pero suelen ser parecidos, de color amarillo con la etiqueta de riesgo biológico. Este por ejemplo es bastante grande, al ser dos diabéticas en casa pues se van acumulando los desechos. Están muy bien porque la tapa de arriba es móvil y puede abrirse y cerrarse para que el material de dentro no se caiga y que tampoco salgan olores

  
En teoría los elementos que hay que tirar dentro son los aquellos elementos que tienen contacto con materia orgánica, sangre o fluidos corporales. Esta definición es un poco amplia, mi recomendación, o bien preguntáis directamente en vuestro Centro de Salud o ante la duda tiráis todo el material fungible, catéter, tiras, lancetas, reservorio, etc, etc.

He de reconocer que no sé muy bien si en todas las comunidades autónomas funcionan igual, cada provincia es un mundo, pero si os aconsejo que lo preguntéis, ya que es ás higiénico y podéis evitar pequeños accidentes domésticos.

Espero que sea de utilidad. Hasta mañana! 😉

Últimos sensores

Justo al ponerme a escribir hoy ha entrado en marcha el ya conocido Smartguard, en esta ocasión a pesar de haber parado la infusión de insulina si que he llegado a la hipoglucemia

  
Mirando este sensor y viendo que solo me queda uno más, me pregunto si una vez este sin el sistema integrado de primeras tendré más hipoglucemias, si me mantendré en los mismos objetivos que he ido consiguiendo poco a poco y también algo importante, si volveré a tener que echar mano del zumo de “por si acaso” de la mesilla de noche.

Realmente no es algo desconocido, aunque parezca ya un sistema que llevo de toda la vida, la verdad es que es más bien una “vuelta a la normalidad”.

Bueno, todo se irá viendo y ya os iré contando 😉